Saltear al contenido principal
Cómo limpiar cualquier cosa en la guía útil Asiselimpia.com
Cómo Limpiar Los Caracoles Antes De Cocinarlos

Cómo limpiar los caracoles antes de cocinarlos

Los caracoles son un plato que genera bastante controversia. O los adoras o los odias, no suele haber término medio. Sin embargo, en lo que todo amante de estos moluscos está de acuerdo es que es muy importante limpiarlos correctamente antes de cocinarlos. Por eso hoy te contamos cómo limpiar caracoles para dejarlos listos para preparar deliciosas recetas.

PUBLICIDAD

Preparar caracoles

Cómo preparar caracoles

Podemos encontrar multitud de recetas sobre cómo preparar caracoles. Sin embargo prácticamente todas coinciden en la manera de cocinarlos, aunque luego cada una cuente con aderezos distintos. Lo primero es hacer una buena limpieza para después lavarlos con agua, sal y vinagre. A continuación se añaden a una olla con agua fría y se calienta el agua con los caracoles dentro a fuego muy lento.

Cuando el cuerpo de los caracoles sale de los caparazones verás que suben a la superficie. Entonces debemos subir el fuego y cocinarlos con los ingredientes que más nos gusten. En cada zona de España se preparan de una manera. Se les puede añadir, menta, zanahoria, una hoja de laurel y hasta un hueso de jamón.

Sin embargo, sin duda alguna lo más importante del proceso es saber cómo limpiar los caracoles. Ya que el objetivo, aunque mucha gente piense que es eliminar la baba, no es otro que vaciar del sistema digestivo de los moluscos cualquier sustancia que pueda ser tóxica para el ser humano.

PUBLICIDAD

Cómo limpiar caracoles de campo

Hay muchas formas de limpiar los caracoles de manera fácil, además en cada región tienen una técnica que defienden sobre cualquier otra. Sin embargo, lo cierto es que hay una manera de hacerlo que resulta la más acertada según cocineros expertos en este ingrediente. Te contamos cómo hacerlo paso a paso.

  1. Coloca los caracoles en un cesto de mimbre.
  2. Añade un recipiente con agua para que no se deshidraten y otro con harina y hierbas aromáticas como romero y tomillo para que coman.
  3. Déjalos ahí durante 3 días.
  4. Después lávalos con agua, sal y vinagre para eliminar cualquier resto de tierra, babas o excrementos.
  5. Ya están listos para cocinarlos.

Es importante que la cesta donde los coloques permita que el aire circule correctamente, ya que no nos interesa que los caracoles se mueran. Sino que se alimenten de la harina para evacuar todo lo que tengan en el sistema digestivo. Puedes añadir las hierbas aromáticas que prefieras, ya que esto se hace para darles un sabor que notaremos una vez cocinados.

PUBLICIDAD

Cómo lavar caracoles

Los caracoles de tierra o de campo, es decir, los que no son de mar y que encontramos cuando llueve en zonas húmedas se deben someter a un proceso de purgado de mínimo 3 días. De este modo conseguiremos que los moluscos se vacíen de cualquier sustancia que hayan comido y que pueda resultar tóxica para los humanos. Después llega el momento de limpiar y cocinar los caracoles.

Para limpiar con agua en la cocina estos animales antes de hacer la receta que tengamos en mente necesitamos algo de paciencia, poco más. Simplemente hay que echar los caracoles en una cazuela grande con agua fría y sal gorda, aunque también se puede añadir vinagre. Tenemos que dar vueltas para que poco a poco vaya saliendo el moco y los residuos. Así como cambiar el agua varias veces.

Una vez consigamos que el agua con sal salga limpia, es el momento de enjugarlos. Ya que los tendremos listos para cocinar de la manera que más nos guste.

Limpiar caracoles de campo

PUBLICIDAD

Cómo limpiar caracoles de mar

Los caracoles que vienen del mar y no del campo deben limpiarse cuidadosamente también. Aunque no seguiremos el mismo proceso que con los caracoles de tierra. En este caso debemos lavar los caracoles de manera que eliminemos el barro y arena que puedan traer.

Debemos sumergirlos en una olla con agua fría y moverlos varias veces hasta que el agua salga limpia. Después añadimos sal gorda y agua limpia y dejamos los caracoles marinos reposar durante una hora aproximadamente para asegurarnos de que no queda ningún resto que pueda estropearnos este manjar.

Pasado este tiempo revisa que no haya ningún ejemplar en malas condiciones ni conchas vacías y comienza a preparar el plato. Como en el caso de los caracoles de campo, las preparaciones comienzan con una cocción de los moluscos a la que se van añadiendo otros ingredientes para dar sabor.

Cómo limpiar caracoles de granja

Los caracoles que se cultivan en las granjas para su posterior consumo suelen ser de la variedad Helix Aspersa. Un tipo de molusco que antiguamente era muy común en el campo, pero que poco a poco se ha ido perdiendo por el uso de productos químicos en el campo y una recogida indiscriminada. Se trata por tanto, de una de las variedades más sabrosas.

En este caso, la gran ventaja sobre los de campo es que al provenir de un ambiente controlado sabemos que no han consumido productos tóxicos para nosotros. De manera que no es necesario purgarlos con harina durante tres días. Podemos saltarnos ese paso y simplemente lavarlos.

Aunque este paso también es mucho más sencillo, ya que las granjas suelen vender los caracoles limpios para cocinas. De modo que solo será necesario lavarlos con abundante agua fría varias veces para que estén listos para hacer deliciosos platos.

PUBLICIDAD

Volver arriba

Suscríbete a nuestra Newsletter

Solo mandamos 1 al mes con los artículos más interesantes.

No te llenamos el correo, te lo aseguramos.

Gracias por suscribirte!

There was an error while trying to send your request. Please try again.

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Asiselimpia.com Finalidad: Envío de newsletter. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en el aviso legal.