Saltear al contenido principal
Cómo limpiar cualquier cosa en la guía útil Asiselimpia.com
Cómo Limpiar El Metal Oxidado

Cómo limpiar el metal oxidado

El metal es un material que suele tener mucha resistencia al paso del tiempo. Sin embargo, la aparición de óxido de hierro por estar en contacto con humedad o por una mala conservación puede estropear cualquier objeto y hacer que luzca como si fuese un objeto viejo. Para ponerle solución te contamos cómo limpiar metal oxidado. Remedios caseros infalibles y opciones para todos los públicos que dejarán tus metales como nuevos.

PUBLICIDAD

Materiales:

  1. Vinagre
  2. Bicarbonato de sodio
  3. Limón
  4. Patata
  5. Papel de aluminio
  6. Refresco de cola
  7. Cepillo de dientes
  8. Trapo

Elimina el óxido con vinagre

Seguro que ya sabes que el vinagre blanco es uno de nuestros grandes aliados a la hora de limpiar en casa, pero lo que igual no conocías es su poder para acabar con óxido en todo tipo de cosas. En caso de objetos pequeños puedes probar a meterlos directamente en un recipiente con vinagre para después frotar las zonas más oxidadas. Además, este remedio es también muy eficaz si te estás preguntado cómo limpiar plata.

PUBLICIDAD

Bicarbonato sódico para limpiar metal oxidado

Cómo limpiar el metal oxidado con bicarbonato

El bicarbonato está presente en las cocinas de prácticamente todo el mundo, por lo que es un ingrediente muy accesible y económico. Pero no solo eso, como ya vimos en el post sobre cómo limpiar monedas, este producto humedecido con agua es muy potente para eliminar las manchas de óxido de color marrón de cualquier objeto. Simplemente pon la pasta y frota con un cepillo de dientes para que luzca brillante como el primer día.

Prepara un zumo de limón

El jugo de limón tiene propiedades muy interesantes tanto para quitar óxido como limpiar latón. Cuando se trate de cosas de tamaño reducido puedes introducirlas en un vaso con este líquido, sino caben usa un trapo y frota con el zumo de este cítrico.

PUBLICIDAD

Cómo limpiar metales cromados oxidados con patata

Por extraño que parezca, la patata puede ayudarnos a recuperar objetos oxidados a su estado original. Este tubérculo contiene ácido oxálico, un componente que ayuda a que se desprenda el óxido y a eliminar el moho. Puedes potenciar su efecto si además usas vinagre o bicarbonato.

Haz un estropajo con papel de aluminio

Otra alternativa es frotar las zonas de los objetos metálicos que tengan óxido con bolas de papel de aluminio sumergidas previamente en agua. Se trata de un estropajo casero que no araña las superficies pero que sí elimina la oxidación haciendo que se recupere el brillo. Sin embargo, este truco sólo funciona con cosas que no hayan sufrido un proceso de oxidación muy agresivo, de lo contrario es mejor probar con otras técnicas.

PUBLICIDAD

Refresco de cola para limpiar óxido

Con refrescos tipo coca cola

Suena a leyenda urbana pero no, los refrescos de cola también sirven para sacar el óxido de todo tipo de cosas. Lo ideal para que funcione es sumergir los objetos en el líquido y dejar que actúe durante unas horas para después frotar las zonas más conflictivas. Para las cosas grandes como una bicicleta o herramientas puedes usar una lija al mismo tiempo que echas el refresco por la superficie para conseguir un efecto impensable.

Cómo hacer que un metal no se oxide al limpiarlo con productos comerciales específicos

Si has probado todo tipo de remedios caseros y no consigues eliminar el óxido por completo no pierdas la esperanza. En tiendas especializadas como ferreterías o grandes superficies puedes encontrar productos químicos para eliminar el óxido como el ácido fosfórico. Se trata de sustancias que normalmente son tóxicas por lo que debemos manipularlas con precaución siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.

PUBLICIDAD

Volver arriba