Saltear al contenido principal
Como limpiar cualquier cosa en la guía útil Asiselimpia.com
Cómo Limpiar Monedas Sin Dañarlas

Cómo limpiar monedas sin dañarlas

Cómo limpiar monedas sin dañarlas
Valora este artículo

Las monedas son objetos que por su uso van pasando de mano en mano y tienden a acumular muchos gérmenes y suciedad. Por ese motivo hay mucha gente a la que le gusta tener las monedas relucientes y limpias en su cartera. Por otro lado, los coleccionistas de monedas deben limpiarlas bien para poder conservarlas en el mejor estado posible, sobretodo en el caso de monedas exclusivas y raras de encontrar. Sin embargo, no todas las monedas tienen que limpiarse igual ni con la misma profundidad, ya que en el caso de monedas muy antiguas éstas pueden perder su valor si no se limpian correctamente. A continuación, te contamos cómo limpiar monedas de distintos materiales y tipos sin dañarlas.

PUBLICIDAD

Materiales:

  1. Agua destilada
  2. Agua
  3. Jabón de manos
  4. Bicarbonato sódico
  5. Sal
  6. Vinagre
  7. Aceite de oliva
  8. Limón
  9. Trapo de algodón
  10. Bayeta de microfibra

limpiar monedas antiguasLimpiar monedas antiguas

A la hora de limpiar monedas antiguas hay que ser muy precavido con el valor de la pieza y su estado. Ya que muchos expertos numismáticos rechazan monedas que hayan sido limpiadas con anterioridad. En la mayoría de los casos se valora más la apariencia antigua conseguida con el tiempo que el brillo artificial que puede dar un producto químico

Siempre que quieras limpiar una moneda antigua contacta con un experto que pueda indicar el estado de la misma y si es recomendable o no una limpieza para que su valor no disminuya. Ten en cuenta que los productos químicos en muchos casos contienen ácidos que hacen que las primeras capas de metal desaparezcan. Además, en monedas de cobre por ejemplo se vuelven a oscurecer rápidamente de manera desigual.

Si ya conoces el valor de la moneda y sabes que no hay riesgo en retirar la suciedad de su superficie, te contamos unos trucos para limpiar monedas antiguas.

Limpiar monedas antiguas con agua destilada y jabón

Este método es muy poco abrasivo y te ayudará a eliminar la suciedad de las monedas sin dañarlas y respetando su antigüedad. Simplemente prepara en un vaso una solución de agua destilada con jabón líquido para manos e introduce dentro las monedas que quieras limpiar. Inicialmente lo mejor es hacer una prueba durante unos minutos con la moneda que tenga menos valor y así comprobar si efectivamente no se daña.

Una vez estén dentro del recipiente todas las monedas, déjalas durante el tiempo que creas necesario y a continuación, sácalas y déjalas sobre un trapo limpio que no pueda dañar su superficie. Con un cepillo de diente de cerdas suaves, cepilla las monedas con mucho cuidado. Tras haber limpiado la superficie prepara otro vaso solo con agua destilada y mete las monedas unos cinco minutos. Después, deja que se sequen al aire.

Limpiar monedas antiguas con bicarbonato

Otro método más abrasivo que el agua destilada con jabón de manos, es el bicarbonato. Recuerda siempre, antes de limpiar monedas antiguas de esta u otra manera consultar con un profesional.

Para seguir éste método estira un pedazo de papel de aluminio cubriendo el fondo de un tarro o un vaso de cristal y rellénalo con agua caliente, mejor si puede ser agua destilada. Añade una cucharada de bicarbonato sódico y una cucharada de sal, mézclalo con ayuda de una cuchara para que se disuelvan los ingredientes. Una vez esté listo mete las monedas antiguas al fondo del recipiente sobre el papel de plata y déjalas el tiempo que sea necesario. Cuando observes que se van limpias es el momento de sacarlas y dejar que sequen solas de manera natural.

Con la limpieza con bicarbonato de sodio, aumenta el contraste en los colores de las monedas antiguas, por lo que en ocasiones puede ser contraproducente, ten esto en cuenta antes de hacerlo.

pasta de dientes para la limpiaza de monedas antiguas

Limpiar monedas antiguas con pasta de dientes

Si lo que queremos es sacar brillo a nuestras monedas antiguas, utilizar pasta de dientes puede ser una buena opción. Es un tratamiento muy efectivo siempre que las monedas no sean demasiado antiguas.

Para ello distribuye un poco de pasta de dientes en un cepillo dental de cerdas suaves y frota las monedas sin apretar mucho. Una vez hayas repasado las dos caras y los bordes, enjuágalas con agua y sécalas con un paño limpio de algodón para que no queden restos de humedad.

Limpiar monedas de cobre

Limpiar monedas de cobre con sal y vinagre

Para limpiar monedas de cobre y que queden brillantes en muy poco tiempo hay una solución que podrás hacer sin apenas esfuerzo y con ingredientes que hay en todos los hogares. Simplemente necesitarás sal, vinagre blanco y un pequeño recipiente.

Echa una cucharada de sal de mesa de la que usas para cocinar en un cuenco y añade vinagre blanco hasta que empape toda la sal y se forme una pasta. Usa esa mezcla para cubrir la moneda por todas las zonas en las que quieres que se abrillante. Verás que el efecto es muy rápido y que el brillo aparece sin tener que frotar ni hacer esfuerzos.

En el caso de que no tengas vinagre blanco en casa, también puedes usar ketchup para conseguir el mismo efecto. Si quieres que el efecto se note más en ciertos relieves o detalles solo tienes que aplicar la pasta en esos sitios para crear el contraste.

Sin embargo, esta solución no está recomendada para monedas antiguas de cobre que tengan mucho valor, ya que el ácido acético que contiene el vinagre puede hacer que se destruya la pátina de la superficie o que aparezcan brillos no deseados. Estos efectos, son en ocasiones irreversibles, por lo que te recomendamos una vez más consultar antes con un coleccionista.

PUBLICIDAD

limpiar monedas cobre

  • Limpiar monedas de cobre con aceite de oliva

Para una limpieza mucho menos agresiva de las monedas de cobre se puede utilizar otro ingrediente con el que también contamos en todas las casas, como es el aceite de oliva. Esta grasa elimina la suciedad y restos que puedan estar adheridos a la superficie de la moneda.

Para limpiar las monedas solo tienes que meterlas en un bote con aceite de oliva y cerrarlo. El tiempo necesario cambiará según la suciedad del cobre, aunque recuerda cambiar el aceite al menos una vez al mes. De este modo, una vez saquemos las monedas de cobre no volverán a oscurecerse de manera desigual como ocurre cuando se limpian con productos químicos que contengan ácidos.

Limpiar monedas de bronce

A continuación te damos varios consejos para limpiar objetos de bronce que se pueden aplicar también a monedas.

  • Limpiar monedas de bronce con agua con jabón

La limpieza con agua y jabón es la más recomendable ya que no afecta nada a la pátina original de la moneda, por lo que conserva todas sus características. Para hacerlo solo necesitamos un recipiente, agua, a poder ser destilada, jabón de manos o de ducha y paciencia.

Para eliminar la suciedad sumerge las monedas en un vaso o tarro de cristal con agua destilada unas gotas de jabón, pueden estar ahí durante horas o días. El tiempo necesario dependerá del nivel de suciedad que tengan las monedas. Verás que con el paso de las horas la suciedad se reblandece y se va despegando de la moneda sin que tengamos que intervenir. No es necesario frotar con cepillos o trapos, simplemente dejar que ocurra solo. Es importante, eso sí, que el recipiente no sea metálico en ningún caso para evitar posibles oxidaciones.

  • Limpiar monedas de bronce con limón

Las monedas de bronce se ensucian con mucha facilidad, por lo que es recomendable no usar productos muy abrasivos que puedan dañarlas ya que tendrán que limpiarse habitualmente. Uno de los productos amables con el bronce es el limón.

Para limpiar las monedas de bronce con limón solo tienes que lavar las monedas con agua destilada, después exprime el jugo de medio limón y deja la moneda dentro del zumo durante unos tres minutos. A continuación usa un cepillo de dientes con las cerdas muy suaves y frota antes de volver a meter la pieza en agua destilada de nuevo.

Si este proceso no hubiese sido suficiente puedes probar a repetir la misma operación pero usando bicarbonato de sodio en lugar de limón. Enjuaga la moneda en agua destilada y deja que se seque de manera natural.

aceite de oliva para limpiar monedas de cobre

  • Limpiar monedas de bronce con aceite de oliva

Para eliminar restos con los que no pueda el agua con jabón se puede utilizar también aceite de oliva. En este caso el procedimiento es muy similar, ya que solo hay que introducir las monedas de bronce en un tarro cerrado que contenga aceite de oliva.

Con el paso del tiempo, pueden ser horas o semanas, la suciedad se desprenderá de la superficie de la moneda de bronce volviendo a su estado original y sin afectar a la calidad de la superficie. Es importante no intervenir en el proceso y no frotar en ningún caso las monedas. Aunque sí hay que saber que en caso de que se necesite más de un mes para que las monedas queden limpias, será necesario retirar el aceite existente y rellenarlo con uno nuevo.

Limpiar monedas de plata

Las monedas de plata suelen ser bastantes valiosas por lo que, se elija el método que se elija para limpiarlas, siempre hay que verificar haciendo una prueba previa que la limpieza no le causa ningún daño irreversible. Especialmente en monedas de plata de mucho valor como pueden ser las romanas. Aunque hay muchas maneras de limpiar la plata no todos los métodos son recomendables cuando se trata de monedas.

  • Limpiar monedas de plata con agua y jabón

Como ocurre con monedas de otros materiales, el método de limpieza menos invasivo es el que se realiza con agua y jabón. Recuerda sin embargo, que el agua debe ser siempre destilada ya que los minerales que contiene el agua del grifo pueden dañar la moneda, especialmente si es muy antigua.

Para lavar la moneda con este método llena un recipiente de cristal con agua destilada y unas gotas de jabon de manos líquido. Introduce las piezas que quieras limpiar y déjalas en remojo alrededor de dos horas. Pasado este tiempo retiralas y colócalas sobre un trapo de algodón, con ayuda de un cepillo suave retira los restos de suciedad y vuelve a meter las monedas de nuevo en agua destilada con jabón durante media hora aproximadamente. Después solo saca las monedas del agua y dejalas secar al aire.

PUBLICIDAD

limpiar monedas de plata con agua y jabón

  • Limpiar monedas de plata con limón o vinagre blanco

Otro producto que también puede usarse para la limpieza de monedas de plata es el jugo de limón. Para ello solo tienes que exprimir el zumo de medio limón e introducir las monedas durante un tiempo aproximado de 3 minutos. Pasado ese tiempo verás que sin necesidad de hacer nada más, la moneda está limpia y brillante.

En el caso de preferir hacerlo con vinagre blanco la operación en la misma. Sumergir las monedas de plata en el vinagre durante unos minutos. Después solo hay que dejar que se sequen al aire libre para que recuperen todo su brillo.

  • Limpiar monedas de plata con bicarbonato sódico

Aunque el bicarbonato de sodio deja las monedas de plata como nuevas, tenemos que decir que no es una solución recomendada para monedas de plata antiguas con un alto valor, ni para aquellas que tengan un acabado muy fino, ya que se pueden producir desperfectos en la superficie de las monedas y hacer que pierdan su valor.

Para el resto de monedas de plata, el proceso es bastante sencillo. Crea una pasta añadiendo un poco de agua destilada al bicarbonato sódico y frota suavemente la moneda con esta mezcla para que la suciedad desaparezca de la superficie y de todos los recovecos. Una vez esté limpia procede a enjuagarla con agua destilada y deja que se seque al aire libre sobre una superficie suave.

  • Limpiar monedas de plata con amoniaco

Cuando la moneda de plata que tengamos que limpiar tenga una densidad superior a 925 milésimas, hay otro producto que podemos usar para su limpieza sin miedo a deteriorarla. Este producto es el amoniaco, que aunque en otras situaciones puede estropear las monedas de plata, en este caso el resultado es óptimo.

Solo hay que sumergir las monedas de plata en un recipiente de cristal que contenga agua destilada con amoniaco, verás que en caso de haber óxido éste desaparece y que el agua, en ocasiones, cambia de color. Cuando veas que la moneda está limpia extráela y neutraliza el amoniaco pasando por la moneda un trapo húmedo con agua destilada o acetona.

Limpiar monedas de níquel

En el caso de las monedas de níquel, el material es un poco delicado, de manera que es recomendable seguir estos consejos para no estropear las piezas. Siguiendo estas indicaciones podrás librarte sin problema de las impurezas que haya sobre la superficie sin temor de dañarla ya que se conservan todas sus propiedades.

Consigue un recipiente de plástico y llénalo de agua destilada, a continuación echa las monedas de níquel dentro y dejalas en remojo durante al menos una hora. Después saca las monedas, procede a secarlas con un trapo de algodón o una bayeta de microfibra y frotalas suavemente con un cepillo de dientes mojado en vinagre blanco. Procura no apretar, verás además que no es necesario y que la mugre acumulada se desprende sin esfuerzo. Aclara el cepillo de dientes y frota de nuevo pero esta vez con un poco de pasta dental. Luego mete las monedas de nuevo en agua destilada durante unos 10 minutos y deja que se sequen al aire.

Limpiar monedas de oro

El oro ha sido desde la antigüedad uno de los metales más preciados, por lo que no es raro encontrar monedas de este material. Sin embargo, al haber distintos tipos de oro en función de sus aleaciones, no todos los tipos de oro se limpian igual. Por eso hay multiples opciones para limpiar oro según su composición total y, en muchos casos, el objeto del que se trate. A continuación te explicamos las mejores maneras para limpiar monedas de oro.

limpieza de monedas de oro

  • Limpiar monedas de oro con agua y jabón

La opción más clásica para limpiar monedas de oro es usando agua destilada con jabón líquido de manos. Para ello vierte en un recipiente 5 mililitros de jabón por cada litro de agua, muévelo para que se disuelva correctamente e introduce en la solución las monedas durante 10 ó 15 minutos.

A continuación, saca las monedas del agua y si ves que aún tienen restos de suciedad frota ambas caras con un cepillo de dientes suave y bicarbonato. Ten cuidado de no frotar mucho para que no se raye la superficie pero si lo suficiente para desprender los restos que pueda haber. Un vez esté completamente limpia la superficie, enjuaga las monedas con agua destilada y ve secándolas con cuidado usando una gamuza de algodón suave.

Si te encuentras con una moneda de oro que esté especialmente sucia y creas que este método no va a funcionar, también puedes hacer un proceso previo para obtener mejores resultados. Estira un pedazo de aluminio en el fonde de un bote de cristal y coloca las monedas de oro junto con agua destilada y jabón. Pasado un rato, la primera capa de suciedad se habrá desprendido.

  • Limpiar monedas de oro con amoniaco

Otro método que puedes usar para limpiar monedas de oro es la limpieza con amoniaco, aunque al ser más abrasivo es menos recomendable para piezas muy antiguas. Sin embargo, debes hacerlo con sumo cuidado y usar guantes siempre que tengas unos a tu disposición, ya que el amoniaco puede estropearte la piel

Tendrás que tener en remojo las monedas en una solución que contenga una parte de amoniaco por cada seis de agua durante el tiempo que necesiten. Después solo hay que frotar las monedas con un cepillo dental suave, los que venden para niños son muy recomendables, enjuagarlas correctamente en agua destilada y secarlas con cuidado.

PUBLICIDAD

limpiar monedas de oro con amoniaco

  • Limpiar monedas de oro con vinagre

Si seguimos con remedios caseros naturales para limpiar las monedas de oro no podemos olvidarnos del vinagre. Gracias a su poder desengrasante el vinagre se utiliza mucho en limpieza y no podía ser menos en el caso de limpiar monedas.

Para llevar a cabo esta tarea prepara una mezcla de media taza de vinagre por cada taza de agua destilada, introduce las monedas de oro y deja que la suciedad se elimine sola durante unos minutos. Cuando veas que están más o menos limpias, pasa un trapo de algodón suave por las monedas para retirar cualquier residuo y seca de manera efectiva cada moneda.

Limpiar monedas enterradas

Cuando encontremos una moneda que ha permanecido años enterrada enseguida nos daremos cuenta del mal estado que presenta. Y es que la tierra se compacta y se adhiere a la superficie de manera que resulta verdaderamente difícil devolver la moneda a su estado original.

  • Limpiar monedas enterradas por electrólisis

Las monedas que han estado enterradas mucho tiempo y tienen una costra tan dura que es imposible de retirar con ninguno de los métodos convencionales para limpiar monedas, necesitan en ocasiones limpiezas más invasivas. La electrólisis es un tipo de limpieza bastanta abrasiva, auqneu también es la única que termina con el cáncer del bronce.

Las monedas se introducen en un recipiente de agua con sales durante unos minutos y se les aplica una descarga eléctrica. Es un sistema muy efectivo pero hay que tener cuidado, ya que habitualmente se destruye la primera patina de la moneda. Además en el caso de monedas de plata antiguas de mala calidad no se debe hacer, ya que la plata se puede eliminar. Por otro lado no es recomendable hacer electrólisis a monedas de bronce antiguas con un pátina verde, ya que de eliminiarla acabaríamos con su protección.

La principal dificultad de limpiar las monedas enterradas con este método estriba en la necesidad de contar con un kit de electrólisis en casa.

  • Limpiar monedas enterradas de forma casera

Cuando no tengas posibilidad de limpiar monedas que han estado enterradas con electrólisis o bien te parezca una solución muy agresiva, también puedes usar estos consejos para limpiar las monedas en casa. Sin importar cuánto tiempo hayan permanecido enterradas.

Coloca en el fondo de un bote de vidrio un trozo de papel de aluminio bien estirado, añade al recipiente una cucharada de sal, el zumo de un limón, vinagre blanco y bicarbonato de sodio. Cuando tengas la mezcla lista, introduce las monedas dentro. Antes de meter todas las monedas es aconsejable probar con una de las monedas que menos valor tenga y ver cómo se comporta al estar en contacto con esta solución. Ve supervisando la evolución de las monedas cada poco tiempo para comprobar cómo la tierra se va desprendiendo de la superficie y sacarlas en caso de que puedan deteriorarse.

También puedes sacarlas y frotarlas con un cepillo suave para ayudar a que los restos de tierra se desprendan con más facilidad. Una vez estén limpias y sin restos de suciedad, pásalas por agua destilada para enjuagarlas y deja que se sequen a temperatura ambiente.

limpiar monedas de euro

Limpiar monedas de euro

Si eres una de esas personas a las que no les gusta llevar suciedad en la cartera, te interesará saber cual es la mejor manera de limpiar monedas de euro. Además, te gustará saber que, a pesar de que los materiales pueden cambiar, son unas de las monedas que más sencillas resultan de limpiar. A continuación te contamos cómo hacerlo fácilmente desde la comodidad de tu hogar.

En primer lugar corta un limón por la mitad y clava las monedas dentro del limón. Déjalas en esa posición durante 5 minutos aproximadamente, después retira las monedas y mételas en un bote o vaso de cristal. Exprime el zumo del limón completo y viértelo en el recipiente para que cubra las monedas totalmente. Pasados unos 10 minutos saca las monedas y sécalas con un trapo suave de algodón o una bayeta de microfibra.

Verás que con estos trucos tan sencillos de llevar a cabo las monedas quedan tan relucientes que parecerán recién acuñadas.

Cómo quitar el óxido a las monedas

Con el paso del tiempo no es raro encontrar monedas que se han cubierto de óxido, lo que hace que parezcan viejas en lugar de antiguas. Pero aunque pueda parecer difícil, eliminar la capa de óxido de las monedas no es una tarea tan difícil.

Comienza llenando un cuenco con agua destilada y añade vinagre blanco, sal, un chorro de coca cola, bicarbonato sódico y limón. Mezcla bien todos los ingredientes y a continuación introduce las monedas oxidadas durante 15 minutos en esta solución. Después sácalas y con ayuda de un cepillo de dientes y unas gotas de jabón de manos limpia ambas caras de las monedas. Para terminar lava las monedas con agua destilada asegurándote de que no quedan restos de la mezcla ni de jabón y déjalas secar.

Si las monedas presentan demasiado óxido otra solución casera es meterlas en una cazuela con aceite de oliva y dejar que hiervan unos minutos. Cuando se hayan enfriado restriégalas con zumo de limón y aclara moneda a moneda con agua destilada.

PUBLICIDAD

Volver arriba

Suscríbete a nuestra Newsletter

Solo mandamos 1 al mes con los artículos más interesantes.

No te llenamos el correo, te lo aseguramos.

Gracias por suscribirte!

There was an error while trying to send your request. Please try again.