Saltear al contenido principal
Como limpiar cualquier cosa en la guía útil Asiselimpia.com
Cómo Limpiar Ventanas

Cómo limpiar ventanas

Cómo limpiar ventanas
Valora este artículo

Mantener las ventanas de la casa, de la oficina o de los locales limpias no siempre es algo sencillo.. Muchas veces no contamos a mano con productos de marcas comerciales especiales de limpieza de ventanas y nos preguntamos cómo limpiar ventanas con productos caseros que tengamos al alcance, algo que es más ecológico y muchas veces menos agresivo con el material

Por eso traemos algunos consejos para la limpieza de ventanas de distintos materiales con productos caseros como el vinagre blanco un excelente limpiador, que puede conseguirse en casa con facilidad.

PUBLICIDAD

Materiales y Herramientas

  1. Limpieza con un paño de algodón o microfibra.
  2. Vinagre
  3. Cubo pequeño
  4. Bicarbonato de sodio
  5. Agua
  6. Jabón

Limpiar las ventanas no solo se trata de limpiar el cristal. Todo lo que conforman las ventanas como los carriles y los marcos también se deben limpiar constantemente para que no se acumule tanta suciedad.

Cómo limpiar ventanas de aluminio

Si tienes en tu casa u oficina ventanas con marco de aluminio y su suciedad no deja que resalte el cristal te acercamos unos excelentes consejos de limpieza con los que podrás dejar tus ventanas como nuevas.

Con agua y jabón

Lo primero será quitar el exceso de suciedad. Esto puedes hacerlo preparando una solución de agua con jabón. Esta mezcla se puede aplicar tanto en el aluminio como en el cristal con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves o un trapo para así eliminar con mayor facilidad el exceso de suciedad, aclara con agua. Recuerda limpiar de arriba hacia abajo para trabajar con más eficiencia retirando todo el sucio.

Con harina y vinagre

Si los marcos de tus ventanas presentan manchas que no salen con la solución jabonosa puedes preparar una receta con productos caseros que te ayudarán a eliminar todo tipo de manchas por difíciles que sean.

Solo necesitas preparar una mezcla pastosa de harina, sal y vinagre blanco. Luego con un paño suave frotar en el lugar deseado. Después de eliminar la mancha retirar los restos de pasta con agua limpia y procede a secar bien la superficie. Trata de hacerlo siempre en una sola dirección para que no queden marcas de secado.

Para que no se acumule tanta suciedad en los marcos de las ventanas de tu hogar, trata de realizar la limpieza continuamente de manera que resulte más sencillo y el vidrio siempre reluzca y se haga notar.

PUBLICIDAD

Cómo limpiar ventanas de aluminio blanco

El aluminio blanco en las ventanas proporciona una sensación de limpieza y da mayor sensación de luz en el hogar. Pero como ocurre con cualquier tipo de material su limpieza es fundamental para que pueda mantenerse bien.

Con jabón

Lo ideal es retirar la suciedad de manera semanal con una esponja suave y una solución de detergente y agua, si lo deseas puede agregar unas gotas de limón que ayuden a disolver la grasa, eliminar la suciedad y además proporciona un agradable aroma cítrico.

2. Con bicarbonato

Si los marcos de su casa presentan manchas difíciles de eliminar, puede preparar una pasta de bicarbonato con zumo de limón, ambos productos caseros que pueden convertirse en un excelente producto limpiador.

Solo debes coger una taza y añadir dos cucharadas de bicarbonato y el zumo de medio limón, mezclar bien formando una pasta sin grumos. Aplicar en el área manchada y frotar con una esponja con suavidad. Luego retirar con agua limpia, dejando todo limpio y seco. Si puedes utilizar periódico u hojas de papel absorbente para secar el aluminio blanco al final, mucho mejor ya que no quedaran marcas indeseables.

Cómo limpiar ventanas de aluminio marrón

El aluminio marrón tiene un encanto particular pero para conservarlo en perfecto estado debe ser limpiado de la forma adecuada para que no se vea sucio y opaco.

Con vinagre blanco

Una excelente manera de limpiarlo es preparando una solución de agua con jabón y un poco de vinagre blanco con bicarbonato. Mezclar bien y aplicar con un trapo para que elimine así la suciedad. Este tipo de aluminio debe limpiarse de forma uniforme para que no queden manchas sucias ya que se marcan y son más difíciles de eliminar.

Después de haber pasado varias veces la solución jabonosa se debe aclarar por completo con agua limpia, con un paño mojado servirá. Tras esto se debe secar bien y en una sola dirección. Preferiblemente de arriba hacia abajo en una sola pasada.

PUBLICIDAD

Cómo limpiar ventanas de pvc

Este material es muy resistente y duradero, perfecto para las ventanas de la casa y de fácil limpieza.

Para limpiar este tipo de materiales lo más recomendable es usar paños suaves humedecidos en un poco de agua con jabón suave.

El procedimiento de limpieza es muy sencillo, solo se debe coger el paño humedecido y pasar por toda la superficie de las ventanas de PVC, luego con otro paño humedecido pero solo con agua retirar el jabón. Si es necesario pasar más de una vez el paño con agua limpia y luego dejar secar con la brisa.

Para las gomas de los cristales se debe aplicar un poco de talco por lo menos una vez cada año. De esta manera se mantendrán flexibles y no se agrietarán.

Cómo limpiar los cristales de las ventanas

Para limpiar los cristales existen diversos productos que podemos comprar ya, pero la misma eficiencia la podemos conseguir con productos que comúnmente tenemos en el hogar.

Con vinagre

En este punto vuelve a resaltar el vinagre blanco como limpiador. Este ingrediente de cocina es un excelente limpiacristales. Solo debe ser diluido en un poco de agua tibia y con un envase con vaporizador se puede proceder a limpiar el vidrio de las ventanas. Si se desea disminuir un poco el olor, puede añadirse un poco de limón.

Con amoniaco

El amoniaco también es excelente para limpiar vidrios y cristales. Su efecto desengrasante es muy útil en las ventanas de la cocina. Se puede diluir un poco en agua y con la ayuda de unos guantes aplicar con un vaporizador y una esponja. Luego con un papel absorbente se debe secar todo el cristal en una sola dirección para que no queden manchas.

PUBLICIDAD

Cómo limpiar los cristales de ventanas que no se abren

Para limpiar ventanas que no se abren el almidón es una buena opción. Solo se debe diluir en 500 ml de agua limpia, media cucharada de almidón o de café de almidón, mezclar y aplicar con la ayuda de una esponja. Dejar secar durante unos minutos y posteriormente con un papel humedecido en vinagre blanco se procede a retirar. Tras esto, secar con papel absorbente.

Cómo limpiar los rieles de las ventanas

Limpiar los rieles de las ventanas puede ser un trabajo un poco tedioso, pero si lo dejamos pasar se va acumulando la suciedad y después será más difícil eliminar las manchas. Además la suciedad puede afectar a la capacidad de movimiento de los cristales y las ventanas se empezarán a deteriorar.

Con bicarbonato

Lo primero que se debe hacer antes de empezar la limpieza, es retirar los cristales. Luego con un poco de bicarbonato se debe espolvorear sobre toda la superficie, especialmente en los bordes y esquinas.

Luego con un vaporizador cargado de vinagre blanco echamos encima del bicarbonato y dejamos que actúe unos minutos.

Si deseas que la limpieza sea profunda puede cepillar con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Posteriormente con agua debe retirar todos los ingredientes mezclados con suciedad. Luego se procede a secar y se puede terminar de secar con el viento.

Cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera

Limpiar los cristales de las ventanas de la casa por fuera es esencial para que luzca bien. Para ello primero debemos preparar un cubo de agua tibia con un poco de jabón y un chorrito de vinagre o limón.

Con la ayuda de una escoba de cerdas suaves se impregnada en la solución se pasa por los cristales de las ventanas varias veces hasta eliminar la suciedad acumulada, fijándote bien en los bordes que es donde se suele acumular más sucio, luego con una manguera se retira toda la solución.

Si es necesario se puede repetir el procedimiento hasta eliminar por completo la suciedad. Tras esto es importante secar, eliminando toda la humedad.

Lo mejor para mantener las ventanas impecables, es retirar todas las manchas en cuanto nos percatemos de su existencia. Si dejamos que se sequen y se empiecen a acumular luego será más difícil eliminarlas.

PUBLICIDAD

Volver arriba

Suscríbete a nuestra Newsletter

Solo mandamos 1 al mes con los artículos más interesantes.

No te llenamos el correo, te lo aseguramos.

Gracias por suscribirte!

There was an error while trying to send your request. Please try again.