Saltear al contenido principal
Cómo limpiar cualquier cosa en la guía útil Asiselimpia.com
Cómo Limpiar Ollas De Aluminio

Cómo limpiar ollas de aluminio

Es muy habitual que las cazuelas y sartenes con las que cocinamos a diario vayan tiñéndose de negro y ensuciándose. Pero si encima usamos ollas de aluminio, este material pierde su brillo muy fácilmente. Además, es muy habitual que no solo necesitemos limpiar nuestras ollas de aluminio superficialmente. A todos se nos ha quemado alguna vez la comida o se nos ha pegado al fondo de la olla. Pero aunque parezcan viejas, no hay nada como una buena limpieza. Te contamos cómo limpiar tus ollas de aluminio para que luzcan como nuevas.

PUBLICIDAD

Limpiar ollas de aluminio con limón, vinagre y bicarbonato

Para limpiar una olla de aluminio de una manera rápida tras usarla no es necesario buscar ningún producto fuera de la cocina. Prueba a lavarla usando limón, vinagre y bicarbonato y verás que el resultado es buenísimo. Además, esta solución sirve también para limpiar las sartenes con unos resultados igual de lustrosos.

En primer lugar friega la olla de aluminio con detergente lavavajillas y agua para quitar cualquier resto de comida o suciedad. Ten cuidado de secarla después con un trapo suave que no raye su superficie. Después, mezcla una cucharada de vinagre o zumo de limón por cada litro de agua. Prepara la solución suficiente para llenar la olla que quieras limpiar. Una vez hayas vertido el contenido en su interior pon la olla a fuego medio. Puedes aprovechar para meter en la olla otros objetos de aluminio que quieras limpiar.

Deja que hierva durante al menos 10 minutos o hasta que veas que va recuperando su color original por dentro. Pasado este tiempo deja que se enfríe, vacíala y frota el interior con un estropajo de acero inoxidable y bicarbonato. Ten mucho cuidado de frotar suavemente para no estropear el interior de la cazuela.

Aclara el bicarbonato con agua y seca el interior con una bayeta suave. Si quieres también puedes limpiar el exterior usando bicarbonato o vinagre. Así conseguirás una limpieza total tanto del interior como del exterior de la olla de aluminio.

Limpiar ollas de aluminio con vinagre, harina y sal

Otra solución casera con muy buenos resultados es usar vinagre, harina y sal. Este método para limpiar ollas de aluminio es menos conocido pero igual de efectivo. Aunque la aplicación puede ser en ocasiones más engorrosa.

Busca un recipiente como un cuenco o un plato hondo y prepara una mezcla añadiendo una cucharada de sal por cada taza de vinagre blanco. Echa las tazas que creas necesarias en función del volumen que vayas a limpiar. Después ve añadiendo harina poco a poco mientras mezclas para que se vaya formando una pasta espesa. Vamos a aplicar esa pasta sobre las paredes de la olla, por lo que no debe quedar muy líquida ni muy sólida. Es preferible añadir más vinagre si vemos que hemos añadido demasiada harina.

limpiar ollas de alunminio

Cuando la pasta esté lista cogeremos un paño de tela suave e iremos untando las paredes de la olla con ella. Podemos aplicar esta mezcla tanto en el interior como en el exterior de la cazuela. Una vez esté totalmente embadurnada, dejaremos que actúe sobre la superficie durante el tiempo que creamos necesario. El mínimo sería 15 minutos, aunque lo más recomendable es durante 1 hora.

Pasado ese tiempo solo queda enjuagar la olla de aluminio totalmente con agua tibia debajo del grifo. Ten cuidado de que no queden restos de la pasta por ninguna parte. Seca toda la superficie y usa un paño suave para frotar suavemente y así sacarle brillo.

PUBLICIDAD

Limpiar ollas de aluminio con ketchup

Otra solución efectiva para limpiar el aluminio es el ketchup, por increíble que parezca. Aunque es más indicado para ollas de tamaño pequeño. Esta solución va fenomenal para mantener las ollas siempre brillantes y evitar que la superficie se vuelva opaca. Puedes usar este método también para limpiar alguna zona que esté más estropeada o que haya perdido más brillo.

Simplemente tienes que cubrir la olla completa o la zona que quieras limpiar con una capa de ketchup. Deja que haga su magia durante un tiempo entre 15 minutos y media hora. Aunque es recomendable ir viendo la evolución poco a poco para así decidir cuándo quitarlo. Usa un trapo suave y frota la olla, aún con la salsa untada. A continuación, limpia todos los restos de ketchup con agua tibia y sécala. Puedes usar otra bayeta suave para sacarle más brillo.

A pesar de ser un método poco ortodoxo y con el que se mancha bastante. Esta salsa roja tiene un efecto muy bueno sobre el aluminio, haciendo que brille y que se conserve en muy buen estado.

Limpiar ollas de aluminio quemadas por fuera

Al estar en contacto directamente con los fuegos de la cocina las bases de las cazuelas y sartenes tienden a deteriorarse rápidamente. Aunque es un efecto normal debido al uso, hace que parezcan viejas y sucias. Sin embargo, las bases de las ollas de aluminio se pueden limpiar aunque estén quemadas. Así verás cómo recuperan su aspecto original.

limpieza de ollas de aluminio con bicarbonato

Con bicarbonato de sodio

Prueba a añadir a tu detergente lavavajillas manual dos cucharadas de bicarbonato de sodio. La acción anti grasa del jabón se verá reforzada. Además, sin necesidad de frotar demasiado verás como las zonas negras de la base de la olla comienzan a desaparecer. Esta solución es recomendable para la limpieza de todos los utensilios de cocina, ya que ayudarás a mantener su aspecto durante mucho más tiempo.

Con vinagre

Todos conocemos el poder desengrasante del vinagre y en este caso es una solución infalible. Simplemente tienes que aplicar el vinagre blanco directamente sobre la zona quemada del exterior de la olla. Frota la zona con un estropajo de aluminio y enjuaga.

Con limón

Si bien el limón tiene un gran efecto desinfectante. No es tan efectivo retirando la primera capa de negrura de la base quemada de una olla. Sin embargo, el resultado sobre las superficies aportando brillo es espectacular. Por este motivo, si la olla no está aún muy quemada, se puede usar limón para pulir su superficie.

Con limpiador de vitrocerámica

Otra solución efectiva, aunque menos natural, es el uso de limpiador de vitrocerámica o de horno. Estos productos se pueden aplicar también en la base quemada de ollas de aluminio para eliminar las manchas negras. Solo hay que frotar la superficie con un estropajo de aluminio y cualquier de estos productos. Su acción abrasiva desincrusta la suciedad de las zonas quemadas dejando que salga la base original.

Sin embargo, no es recomendable usar nunca estos productos para limpiar el interior de las ollas de aluminio. Ya que podrían dejar restos perjudiciales para la salud.

PUBLICIDAD

Cómo quitar los restos de comida pegada de una olla de aluminio

Es normal que las ollas de aluminio que usamos para hacer la comida a diario tengan grasa o comida. Aunque lavemos las ollas de manera habitual, a veces no es suficiente y siguen quedando restos de comida pegadas en las paredes. Para poder eliminar esos residuos de manera fácil es muy adecuado usar zumo de cítricos, aunque hay otras soluciones.

retirar restos pegados de comida en ollas de aluminio

En primer lugar lava las ollas de manera normal con detergente para eliminar todos los restos de comida superficiales. Usa agua caliente para que la limpieza sea más efectiva. Después añade en el interior de la olla de aluminio una solución compuesta por 2 cucharadas de limón o vinagre blanco por cada 250 mililitros de agua. Con ayuda de un estropajo de fregar y lavavajillas rasca todos los restos de comida hasta que se desprendan.

Si ves que siguen quedando residuos adheridos a la olla o zonas quemadas, pon la solución a hervir durante 15 minutos. Una vez se enfríe el agua ya solo hay que lavar la olla de nuevo de manera normal con detergente para platos. Después, usa un trapo seca para eliminar la humedad y sacar brillo a la superficie.

Limpiar ollas de aluminio quemadas por dentro

¿A quién no se le ha quemado la comida alguna vez? Es muy habitual que al estar haciendo una receta en una olla de aluminio se nos pase el tiempo. Cuando esto ocurre y no nos damos cuenta, el problema suele ir a más. Ya que no solo se nos pega la comida, sino que puede llegar a quemar la olla de aluminio por dentro. Para devulverle su aspecto a la olla de aluminio y evitar que se pegue la comida podemos seguir algunos trucos.

Con agua y sal

Esta solución es apta cuando el destrozo no hay sido muy grande y la comida no está muy pegada. El proceso que hay que seguir es muy sencillo. Elimina todos los restos de comida quemada que puedas. Una vez hayas hecho esto añade agua hasta cubrir la zona quemada del interior de la olla. Y añade 2 cucharadas soperas de sal en el líquido.

Si tras estar 15 minutos en remojo el quemado persiste, entonces vuelve a poner agua con sal y deja que hierva. Así se terminarán de desprender los restos quemados y se podrá limpiar totalmente el interior de la olla.

Con detergente

Este truco es uno de los más eficaces y sencillos. Simplemente cubre la parte quemada del interior de la olla de aluminio con agua y añade detergente lavavajillas. Pon a hervir la cazuela a fuego lento, ten cuidado de taparla. Al hervir el detergente va a hacer espuma y si no estamos alerta puede vertirse sobre la cocina.

Pasados unos 10 minutos deja que se enfríe y friega la olla normalmente con un estropajo y detergente. No hará falta frotar muy fuerte para que se eliminen todos los restos quemados y quede como nueva.

PUBLICIDAD

limpiar restos pegados con detergente en la olla de aluminio

Con bicarbonato

Al igual que ocurre con la limpieza de ollas de acero inoxidable, el bicarbonato de sodio es siempre una buena solución. Si no has conseguido eliminar los restos quemados de una olla de aluminio con los consejos anteriores, presta atención a éste.

Echa bicarbonato en el interior de olla para que cubra el fondo, añade el agua suficiente para que tape la parte quemada. Si también tuviera restos quemados por las paredes entonces llénala de agua y añade media taza de bicarbonato por cada 3,5 litros de agua. Deja que comience a hervir y retírala pasados 5 minutos. Cuando se enfríe lávala con detergente y un estropajo debajo de agua tibia para que quede impoluta. Después sécala con un paño para darle brillo.

Cómo quitar el óxido de una olla de aluminio

Con el paso del tiempo, el aluminio se va oxidando como ocurre con otros metales. En este caso se forma en su superficie una capa gris blanquecina que apaga el brillo. Hay varias maneras de eliminar el óxido de las ollas de aluminio respetando la superficie.

Con vinagre

Llena la olla de aluminio con una solución compuesta por 2 cucharadas de vinagre por cada cuarto de litro de agua. Haz que hierva y mantenlo durante 15 minutos. Después vacíalo y observa el resultado. Puedes repetir esta operación varias veces seguidas para conseguir mejores resultados.

Para eliminar el óxido del exterior de una olla de aluminio empapa un paño suave en vinagre blanco y frota toda la superficie. Pasa un cepillo suave y retira los restos de óxido y vinagre con otro trapo.

limpiar olla de aluminio con vinagre y limón

Con limón

El proceso usando limón para quitar el óxido de una olla de aluminio es muy similar al del vinagre. Para limpiar la parte interior de restos de óxido puedes llevar a ebullición agua con zumo de limón. Sin embargo, habitualmente es más efectivo restregar directamente el limón sobre la superficie. Si tienes sal cerca puedes aplicar sal con la rebanada de limón para obtener resultados más rápido.

A continuación, frota suavemente y limpia toda la superficie con un trapo húmedo para eliminar cualquier resto.

PUBLICIDAD

Volver arriba

Suscríbete a nuestra Newsletter

Solo mandamos 1 al mes con los artículos más interesantes.

No te llenamos el correo, te lo aseguramos.

Gracias por suscribirte!

There was an error while trying to send your request. Please try again.

Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Asiselimpia.com Finalidad: Envío de newsletter. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en el aviso legal.